Manchas tras el verano, revisa tu piel con Visia

Manchas tras el verano, revisa tu piel con Visia

Termina el verano y el bronceado de nuestra piel se va apagando poco a poco dando paso a las temidas manchas solares. Este tipo de manchas son consecuencia del efecto que los rayos UV tienen sobre nuestra piel, una pigmentación permanente derivadas de un “exceso de luz”.

Las manchas solares son indicadores también de un envejecimiento prematuro de la piel ya que se vuelve incapaz de pigmentar la dermis de forma homogénea. A diferencia de las manchas hormonales que aparecen en sobre todo en la parte central de la frente, mejillas y labio superior, podemos encontrar manchas solares en cualquier parte del cuerpo que haya estado expuesta al sol. Las zonas más comunes son el rostro, las manos y el escote.

Pero no todo el daño solar es perceptible a simple vista. A menudo nuestra piel oculta los daños acumulados y que acabarán surgiendo a medida con el paso de los años. Por eso en Clínica Huelvaderm disponemos de VISIA, un sistema de análisis facial que es capaz de capturar imágenes del rostro a un nivel de detalles que no son perceptibles a simple vista.

Gracias a VISIA podemos saber exactamente cual es el estado de tu piel, siendo capaz de de identificar automáticamente las regiones críticas del rostro que no son visibles a simple vista como: manchas, arrugas, arañas vasculares, rosacea, etc…

Visia

Visia escanea el rostro haciendo una perfecta versión digitalizada del mismo para después realizar un análisis del estado de la piel, ofreciendo además, la posibilidad de visualizarla en 3D desde cualquier ángulo. De esta forma se pueden aplicar los tratamientos correspondientes más específicamente a la vez que se realiza una monitorización personalizada y exhaustiva de los progresos conseguidos.

 

¿Cómo se eliminan las manchas solares?

Hoy en día existen varios tratamientos para eliminar las manchas solares. Entre ellos destaca la luz pulsada intensa porque se puede utilizar en procesos localizados en en zonas como el rostro, el escote o las manos, garantizan una rápida cicatrización, y un mejor resultado estético. La luz pulsada intensa emite un calor localizado que destruye los pigmentos melánicos de la piel, sin dañar el tejido circundante y consigue de este modo eliminar las manchas en la piel.

Este tratamiento también se puede combinar con un peeling despigmentante con el que se consigue eliminar manchas, léntigos solares y los melasmas de origen hormonal. Mejora la textura y devuelve un tono natural a la piel.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR