Teléfono Huelva: 959 284 889 | Teléfono Sevilla: 954 571 468

La experiencia en medicina ha demostrado infinidad de veces que el ser humano es un animal de costumbres, tanto para lo bueno como para lo malo. Nuestros hábitos influyen de manera determinante en nuestra salud y la piel no es una excepción.

Por ello queremos hablarte de las rutinas más importantes para cuidar tu piel y en qué beneficia cada una.

  • Hidrata y tonifica tu piel diariamente con productos adecuados a sus características. Esto ayudará a que luzca bien hidrata y a evitar los daños por falta de agua en nuestros tejidos.
  • Nunca olvides usar protección solar a diario, sobre todo si tu intención es pasar un día en la playa. El sol es beneficios para nuestro organismo en su justa medida y con la foto protección adecuada.
  • Las técnicas antienvejecimiento como el peeling, uso de toxina botulínica, láser, etc, son muy eficaces para eliminar imperfecciones de la piel y mejorar zonas de la misma de manera sencilla y segura.
  • Intenta evitar en la medida de lo posible el consumo de tabaco y alcohol, dos elementos que se han demostrado muy nocivos con la piel y que puede afectar de diversas maneras.
  • Vigila tu piel, pon en práctica la autoinspección. A veces los daños en nuestra piel no son realmente visibles hasta que nos exploramos y nos fijamos en ello, por eso es tan importante la autoexploración de nuestro mayor órgano, la piel.
  • Si detectas algo inusual ponte en contacto con tu dermatólogo, ya sea una mancha sospechosa o una pequeña alteración, puede ser el inicio de una lesión mayor y por lo tanto necesitar la supervisión de un profesional.

La dermatología no es solo importante a nivel estético, también lo es con respecto a nuestra salud, ya que a pesar de lo que se suele pensar, la piel es uno de los órganos más grandes de nuestro cuerpo y nuestra principal “armadura” frente a las agresiones externas. De ahí la importancia de la adquisición de hábitos saludables y de desechar los insalubres.